DESCUBRE CÓMO REDUCIR LA REPETICIÓN DEL ESGUINCE DE TOBILLO

esguince de tobillo

DESCUBRE CÓMO REDUCIR LA REPETICIÓN DEL ESGUINCE DE TOBILLO

DESCUBRE CÓMO REDUCIR LA REPETICIÓN DEL ESGUINCE DE TOBILLO

En cualquier entorno deportivo hay algunas lesiones que son más frecuentes o recurrentes.

En cualquier deporte de impacto (como puede ser el running tanto en asfalto, como especialmente en montaña) una de las articulaciones de carga que sufre especialmente el estrés del impacto es la articulación tibio-peronea-astragalina, es decir, la articulación del tobillo.

La lesión repetitiva (recidivante) del complejo ligamentoso del tobillo (esguince de tobillo) genera un tejido cicatricial de calidad empobrecida que provoca inestabilidad a la articulación, pérdida del rango óptimo de movimiento y baja capacidad de propiocepción (que se traduce en la disminución de la respuesta rápida de dicha articulación ante un terreno inesperado; incrementando por lo tanto el riesgo de una nueva lesión).

La calidad de este tejido cicatricial en el ligamento- que no deja de ser un tejido formado por colágeno y elastina (más otras substancias) es la que determinará que aparezca o no inestabilidad en la articulación y el resto de problemas derivados.

Para eliminar las adherencias en este nuevo tejido cicatricial es necesario una terapia manual que propicie la eliminación de restricciones en el mismo y garantice la correcta elasticidad del tendón.

La propuesta de INDIBA activ FASCIA para la recuperación del esguince de tobillo para evitar lesiones repetidas se centra en el protocolo basado en la eliminación de restricciones y mejora de la elasticidad de la cadena miofascial.

 

 

  1. Eliminación de las restricciones en el gemelo provocadas por el dolor después de la lesión
  2. Eliminación de las restricciones locales en la zona del ligamento- propias de la inmobilización durante el proceso de cicatrización
  3. Eliminación de las restricciones en el complejo ligamentoso y tendinoso del tobillo: tendón de Aquiles, fascia plantar, arco medial del pie y abductor largo del dedo.

 

Con este protocolo no solamente mejorará el esguince (pasada su fase de inflamación) sino que evitaremos que en el futuro se vuelva a producir.

Esperamos que os sea de utilidad!

Give a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.